Entradas

Más allá de la forma...

Imagen
Como seres humanos tenemos la necesidad de compartir experiencias, y de echo nos necesitamos los unos a los otros para ello. Pero realmente lo que estamos haciendo es verificar nuestras propias "creencias" acerca de la realidad y de nuestra vida. Creemos saber ciertas cosas hasta que las comprobamos y obtenemos resultados en función de la percepción que teníamos de estas, así es como pasamos de la "creencia" a la "certeza". 
Las "creencias" son limitantes, son conocimiento externo, adquirido y por lo tanto no verificado aún para saber si este es útil, ó no, en nuestro propósito vital. Dichas creencias condicionan todos los pasos que damos, además la creencia implica y genera la "duda". Al igual que no existe causa sin efecto, ni acción sin reacción, no puede existir creencia sin duda. Esta "duda" forja la dualidad de la vida, cuya pretensión es que escojamos una versión de la realidad, y aunque tengamos múltiples posibilidades…

Miedo o confianza, tú decides...

Imagen
Nuestra mente analiza todo lo que nos ocurre creando así una cadena de información personal ó subjetiva de la realidad que vivimos. Esto lo hace a partir de los datos que recibimos de nuestro entorno vital y que manifestamos en nuestro ser como emociones. Durante toda nuestra vida hemos ido adquiriendo información a cerca de la vida y además hemos obtenido resultados de todas nuestras acciones. Con todo ello la base de datos de nuestra mente construye un campo de recuerdos y memorias visuales, imágenes de momentos que deben marcar nuestra personalidad y moldearla para adaptarla al espacio y tiempo en el que esta se desarrolla.
Todo lo que nos ocurre genera dos tipos básicos de experiencias, sufridas y felices, sin embargo todas ellas nos sirven para promover y activar un instinto de supervivencia universal y primigenio que nos impulsa a cambiar la realidad y que podemos llamar "miedo". 
Como seres humanos tenemos una "capacidad única", que no existe en el resto de es…

La voz de silencio... (enseñanzas nativas, indios norteamericanos)

Imagen
Dice la filosofía sufí: “Sí lo que vas a decir no es más bello que el silencio no lo vayas a decir”. Y dice la cultura nativa ancestral: “Sí lo que ves delante de ti no es más bello que tus palabras no te pronuncies. Permítete entonces sólo sentir y vivir aquello que ves y disfruta de lo que te ofrece la vida en el ahora. 
El tiempo te libera o te encadena dependiendo de la cantidad de libertad de acción que tienes y resulta que eres más libre cuanto menos sabes. Cuando eres “inocente” la vida es tan simple que se vive y se disfruta por la concepción original del “Ego” que mantiene la creencia de que puede crear la realidad a su merced. 
Cuando experimentas comienzas a tener mayor grado de información a cerca del funcionamiento de las cosas, de la vida; y esto te afecta en cierta medida, cambiado tu forma de ver, de sentir y tu “visión” de la realidad se distorsionará. Así es como se manipula tu mente creando un patrón o guía que establece en ti las pautas de tu acción, creando tu ego, …

El Presente, tiempo de Presentir...

Imagen
Todo cuanto somos y manifestamos en la vida esta vinculado al "tiempo". El "tiempo" es una constante de generación, cuyo propósito es mantener y crear el "espacio". Y el "espacio" es el volumen o aspecto tridimensional del "tiempo". Este aspecto tridimensional hace que el tiempo se materialize, se densifique o tome forma en la materia. 
Sin embargo sólo conocemos el aspecto lineal de esta tridimensionalidad. Y de una forma más bien necia lo expresamos como "pasado, presente y futuro", y esta necedad hace que creamos que estos tiempos lineales no son vinculantes entre si, sino que tendemos a descartar el pasado porque ya ocurrió y no lo podemos cambiar; tememos el futuro por que es incierto, y vivimos el presente, pero no lo valoramos o lo comprendemos. En fin, todo un despropósito si quieres tomar las riendas de tu vida y ser un creador de realidades, un creador de tu propia realidad.
Debes saber que el "espacio" e…

Vivir es emocionarse...

Imagen
Toda enfermedad física o psíquica es parte de un proceso psicosomático. La vida que vivimos, cómo la vivimos y qué cantidad de satisfacción nos aporta o por lo contrario cuánto padecimiento puede acarrearnos, hace que somaticemos las emociones que nosotros mismos originamos por el simple hecho de vivir.
Las emociones atienden al grado de implicación y evolución de cada uno de nosotros con respecto a nuestras experiencias vitales. Son una gran fuente de información para conocernos a nosotros mismos desde un punto de vista más interno, y nos hacen diferenciar la realidad que vivimos con la que expresan el resto de personas. Esto nos hace diferentes y únicos, y nos invita a percibir y sentir la vida por encima de los márgenes del conocimiento, de las creencias limitantes o de lo que se nos presupone como establecido. 
Como ves es un gran indicador que nos permite desbrozar el camino que todos buscamos. Sí albergas dudas respecto a cualquier decisión, sólo debes analizar los sentimientos qu…

Creencias y realidades...

Imagen
Lo real es aquello que experimentamos y percibimos con nuestros sentidos, y que además nos crea un cúmulo de emociones capaces de ofrecernos diversidad de datos o información acerca de lo experimentado o de la vida en sí misma. De forma básica esto es el amor. Pues el amor es lo único que somos capaces de percibir que trasciende las dimensiones del tiempo y del espacio. 
Para formar parte de una consciencia o expresión de amor o armonía deberíamos ser capaces de  comprender que lo que es real para uno es real para todos. Y además esto nos afecta a todos, pero lo hace de forma diferente en función de nuestras creencias. Así es como lo que hacemos unos lo ven con buenos ojos y otros no. Y es aquí donde se crea la diferenciación, esta genera ausencia de amor y por lo tanto de respeto, orden y armonía entre los seres humanos.
Para que lo entiendas mejor nosotros contrastamos toda la información que recibimos con nuestro propio código vital, o conocimiento basado en creencias, y por lo tanto…

vivir sin limites...

Imagen
Somos más de lo que vemos, quizás somos realmente lo que pensamos y sentimos. Pero aún así es cierto que para recrear lo que somos, para dar forma a nuestra expresión vital necesitamos nuestro cuerpo, y una vida en donde todos aquellos que nos rodean participen de la misma y nos permitan experimentar lo que deseamos a cada momento de este largo camino.
Esta percepción de la vida maneja nuestros diversos pensamientos y sus emociones para dar forma a lo que llamamos carácter o personalidad, y una vez esta personalidad la hemos transmitido en nuestras vivencias, estas crean un campo experimentativo que contiene los resultados de nuestras acciones y sus emociones basados en la dualidad y que son sufridos o felices. 
Es por esto que la personalidad es limitante y crea ciertos pensamientos emotivos que nos dan la interpretación acerca de lo que para nosotros es bueno o no. En definitiva crea los limites del bien y del mal, o del conocimiento de la realidad que manejamos por el tiempo vivido. …